sábado, 18 de junio de 2011

Fiona Graham, la extranjera que quiso ser Geisha.

Fiona Grahan, antropóloga australiana, que en el 2007 consiguió introducirse en el mundo de las Geishas de Asakusa (Tokyo). Supuestamente fue acogida por un Okiya , como estudiante de antropología. Nunca como una Geisha.



El mundo de las Geishas esta cerrado a occidente, porque occidente sigue sin entender el mundo de las Geishas. Aunque se han escrito varios libros, occidente ve a las Geishas como prostitutas y mujeres sumisas.


Por eso es imposible que la oficina de Geishas del distrito de Asakusa, aceptaran a una extranjera como Geisha . Los japoneses son  muy hospitalarios, y seguramente la Okiya la acogió, para que profundizara sus estudios de antropología (seguramente sobre el mundo de las Geishas) y la formaran un poco para que ella pudiera vivir los compromisos que tiene una Geisha, pero siempre algo superficial. Y que ella se lo habrá tomado como algo profesional.


Fiona Grahan se ha creído que por haber recibido unas clases básicas de danza y música, pueda auto llamarse Geisha, de cara a occidente.
Imposible ,el aprendizaje de una Geisha y Maiko es largo y costoso, son años estudiando danza, música y disciplina.
Su Okasan esta enferma y no puede continuar con el Okiya y seguramente no tiene un relevo de Geisha y deberá cerrar, ante esta situación, la Sra. Fiona ni corta ni perezosa, decidió pedir permiso a la Oficina de Geishas, ser inscrita como tal y pedir la independencia.


Pedir la independencia , en el mundo de las Geishas , significa , que después de devolver el coste integro que el Okiya ha invertido en una Geisha, esta puede solicitar ir a vivir sola, a otro sitio, sin renunciar a su Okiya.
Es decir ella podrá vivir en un apartamento y administrar sus ganancias. Siempre estará unida a su Okiya y todos sus citas las seguira controlando su Okasan. No podrá ejercer de Geisha sin el consentimiento de su Okiya y la Oficina de Geishas. Es una independencia controlada. Eso si podrá vestir de occidental y no llevar siempre la imagen de Geisha.

Fiona Grahan a querido pedir la independencia para ejercer como Geisha allí donde ella quisiera, pero su mala educción y el querer romper las normas ha hecho que ni siquiera la admitiesen como Geisha.
Ella ahora esta formando el escandalo, de que no la dejan ser Geisha por ser extranjera, cuando realmente nunca fue Geisha.
Ella creyó vivir en un mundo fantástico y así poder escribir libros e historias a occidente, sus trabajos simplemente fueron esponsorizar eventos, o distraer a turistas, pero nunca vivió un Ozashiki real.

No hay comentarios:

Publicar un comentario